Picanol e Industria 4.0

Los telares para tejidos técnicos suelen tener características diferentes a las de los telares generales. En ese sentido, requieren un cuidado y unos conocimientos especiales en el proceso de montaje. En consecuencia, Picanol ha creado una unidad de montaje específica para estas versiones de telares. Las técnicas de producción que se emplean en esta "fábrica del futuro" son muy avanzadas.

 

La construcción básica del telar se sigue llevando a cabo en la línea de montaje principal, pero luego la estructura se traslada a la zona de especialización para completarla con los elementos modulares. De esto se encarga un equipo de expertos que utilizan las técnicas de montaje asistido más modernas (tanto físicas como cognitivas). Por ejemplo, utilizan dispositivos de elevación inteligentes para manipular los módulos de la forma más eficaz, además de técnicas de realidad aumentada y virtual para recibir la información necesaria en ese momento concreto. El operario recibe las instrucciones de montaje en una tableta que le va guiando paso a paso en el ensamblaje de las piezas y la supervisión de la lista de comprobación de calidad. La tecnología digital inalámbrica se puede utilizar también para garantizar que se capturan y comparten automáticamente todos los datos y comentarios valiosos. Esto es "Industria 4.0" en acción.

De hecho, no solo los productos Picanol están listos para Industria 4.0, sino que también en el proceso completo de mecanizado se hace uso de la tecnología de Industria 4.0 para aumentar la calidad y fiabilidad del producto.

El uso de técnicas de Industria 4.0 en el proceso de producción se abrirá camino en todos los ámbitos de la fabricación, incluido el sector textil. La digitalización de la producción se puede considerar la 4ª revolución industrial, cuyo impacto solo se puede comparar a las tres anteriores, es decir, el telar mecánico (1784), la cadena de montaje en movimiento (Ford, 1923) y las primeras máquinas controladas por ordenador (1969).